Ya van cerca de 4 días en que vecinos de Placilla de Peñuelas y el sector de Curauma vienen denunciando que no tienen agua en sus hogares y o que el vital elemento llega con una turbiedad evidente a sus casas.

El fin de semana se comenzaron a manifestar estos comentarios, lo que implicó una respuesta de Esval respecto a la situación que aqueja a los habitantes del sector.

El subgerente zonal de la sanitaria, Alejandro Pérez, informó que debido a la alta turbiedad que presenta el Tranque La Luz, producto de las recientes lluvias, se podrían generar intermitencias en el suministro en algunas zonas de Placilla y Curauma.

“Las precipitaciones causaron un aumento de la turbiedad del tranque, alcanzando niveles sumamente elevados, que no son posibles de tratar en nuestra planta de producción, lo que nos obliga a prescindir temporalmente de esta fuente. Esta situación se dificulta por la imposibilidad de utilizar el lago Peñuelas, dada la extrema sequía que nos afecta. Lo anterior, sumado al alto consumo registrado en los últimos días en Placilla y Curauma, hace que nuestros estanques de regulación tengan dificultades en alcanzar el nivel suficiente para abastecer con normalidad a la totalidad del sector”, dijo Pérez.

Hasta hoy este inconveniente no se ha resuelto, situación que tiene molestos a los vecinos.

Deja un comentario

Deja un comentarioCancelar respuesta