Aunque comenzó a funcionar en 2020 de forma piloto, ha sido durante este año que el modelo de operación de “carga combinada” ha podido consolidarse como una solución sostenible, innovadora y que añade eficiencia al sistema portuario de Valparaíso. En los primeros meses de 2021, según cifras de la Empresa Portuaria Valparaíso (EPV), ya se han realizado casi 3.500 operaciones de ese tipo, duplicando prácticamente lo realizado el año previo.

Esta medida, impulsada desde EPV, TPS y la Zona de Extensión y Apoyo Logístico (ZEAL), con la colaboración de los transportistas terrestres, posibilita que un mismo camión ingrese al terminal portuario con un contenedor de exportación y salga del recinto con uno de importación, con rumbo a enclave logístico ubicado en La Pólvora para su proceso de fiscalización.

Además del ahorro en tiempo, de la mayor eficiencia en la logística portuaria, la acción tiene un potente efecto medioambiental, al reducir el número de camiones que circulan por las vías de la ciudad de Valparaíso, con una reducción en la huella de carbono, menor contaminación, reducción de ruidos y una menor congestión.

Desde ZEAL, uno de los socios claves de esta iniciativa, su gerente de operaciones, Mario Contreras explicó que este nuevo proceso surge “del análisis del escenario actual y de la competencia con otros puertos, que nos obligaba como sistema portuario de Valparaíso a buscar soluciones novedosas para sumar eficiencia a nuestras operaciones, descomprimir los accesos al puerto y disminuir los flujos de transporte en la bajada a los terminales”.

Añadió que “en conjunto con EPV y con TPS detectamos que el modelo lo podríamos hacer aún más eficiente, y en aspecto identificamos una manera distinta de mirar las operaciones y concluimos que si un camión ingresaba al puerto con una carga de exportación, por qué ese mismo camión no podría salir con una carga de importación. Así, con este nuevo sistema se usará solo la mitad de los camiones que transportan contenedores, lo que permitirá sacar de circulación un importante flujo de las carreteras”.

Contreras cifró que “a lo menos tenemos 600 camiones menos que cada mes se mueven por ZEAL, el Camino La Pólvora y otras vías, lo que impacta positivamente al reducir las emisiones, los ruidos, genera menores molestias y además tiene un componente humano: previo a la pandemia, había conductores que podían esperar todo un día un contenedor; ahora hay menos tiempos, porque hay menos vehículos circulando”.

“Esta operación de carga combinada no podría haber sido posible sin ZEAL, que ayuda a hacer más ordenadas las operaciones del puerto de Valparaíso. Dicho de alguna forma, somos la puerta del puerto, a diferencia de otros terminales que tienen su puerta al lado de los muelles, acá estamos a 11 kilómetros de distancia, con un modelo que permite regular el flujo de camiones, y que suma a la alta eficiencia logística y tecnológica de TPS”, concluyó el gerente de operaciones.

Deja un comentario

Deja un comentarioCancelar respuesta