Este fin de semana se pudo observar en el perímetro del Tranque de la Luz y sus orillas, cientos de personas realizando asados y acampando, pese a que no está permitido hacerlo.

Los usuarios en redes sociales denuncian que no hubo fiscalización y que las personas que realizaban este tipo de actividades estaban bajo la influencia del alcohol, respondiendo de manera agresiva cuando eran convidados a abandonar el sector.

Deja un comentario

Deja un comentarioCancelar respuesta