Tras la cuenta pública del Presidente Gabriel Boric, los ministros de las distintas carteras comenzaron a profundizar en los detalles de los anuncios. Uno de los ejes fue la economía y por el titular de dicha cartera, Nicolás Grau y el ministro de Hacienda, Mario Marcel, comenzaron reuniones para avanzar en la denominada Agenda Pro Productividad, la cual fue calificada de ambiciosa y resulta importante para el gobierno si quiere implementar sus reformas en materia laboral y previsional.

El mandatario en su discurso ante el Congreso se propuso aumentar la productividad económica para que retome un ritmo de crecimiento de 1,5% al año, para que así el producto potencial se eleve a un 4% anual.

Por ello, los titulares de Economía y Hacienda sostuvieron una reunión almuerzo tras la que éste último fue consultado respecto al impacto de las próximas reformas en el trabajo y la producción.

Marcel se mostró consciente de que una jornada laboral más corta involucra mayores costos laborales, «salvo que haya un funcionamiento más productivo».

En ese sentido, sostuvo que «elevar la productividad es una convicción necesaria para que reformas que aumenten los costos laborales, como es la reducción de la jornada laboral, como es el aumento de la cotización de cargo al empleador en la reforma de pensiones, no se hagan a costa del empleo. El titular de Hacienda concluye que «entonces, es un requisito».

Sin embargo, quiso explicar sus dichos señalando que «no es un requisito en el sentido de cosas que tienen que ocurrir todas en otra parte. En el mismo proyecto, con las propuestas que se hagan en materia de reducción de la jornada laboral, va a ser muy importante dejar el espacio para que la forma en que se aplica esa jornada laboral se adapte a las necesidades de funcionamiento de distintas actividad económicas».

«En este momento estamos en una etapa de sensibilizar este tema, y adecuarlo a las necesidades de distintos sectores para que contribuya a mantener el empleo y aumentar la productividad» afirmó.

Finalmente, sostuvo que «esto es una tarea de mediano y largo plazo, y más que una cuestión de pre condición, lo importante es que el mismo proyecto, la misma propuesta de reducción de la jornada laboral contenga, incorpore esta necesidad de adaptabilidad para que pueda tener ese efecto positivo».

Deja un comentario

Deja un comentario Cancelar respuesta