Preocupación genera el estado de salud del papa Franciscoquien canceló de forma indefinida un viaje que tenía planificado a África, donde visitaría los países de la República Democrática del Congo y Sudán del Sur.

Esta situación nuevamente alimenta una serie de rumores sobre una eventual dimisión del máximo pontífice de la iglesia católica.

Asimismo, comienzan a surgir una serie de cuestionamientos respecto a otra visita que el papa tiene programada para finales de julio en Canadá.

No obstante, desde el Vaticano enfatizaron que este viaje se mantiene según lo programado.

“Tratamiento sigue su curso”

El pontífice de 85 años ha tenido que empezar a utilizar silla de ruedas o un bastón debido fuertes dolores en su rodilla derecha.

A pesar de que se le ha visto con muecas de dolor durante algunas apariciones públicas, desde el Vaticano afirman que “el tratamiento sigue su curso y está dando sus frutos“.

Para aliviar sus molestias, se le suministra al papa regularmente inyecciones y sesiones de fisioterapia. No obstante, los raros cambios de última hora en la agenda del pontífice han reavivado las preocupaciones de su capacidad como líder de la iglesia católica.

Por otro lado, el vaticanista Marco Politi, autor del libro “Francisco, la peste y el renacimiento”, plantea que los rumores de una posible dimisión de Francisco son alimentados por los adversarios del papa que solo quieren ver su salida

Deja un comentario

Deja un comentario Cancelar respuesta