• La iniciativa beneficiará a más de 13 mil hogares del sector, permitiendo optimizar el servicio y brindando mayor robustez al sistema de distribución.
  • Para la conexión de la nueva infraestructura, el miércoles 17 de agosto se realizará un corte programado del suministro de agua potable en el sector de Curauma, que se extenderá hasta la madrugada del jueves 18.       

Un proyecto de mejoramiento en un sistema de impulsión de agua potable, que permitirá optimizar su servicio, está desarrollando Esval en el sector de Curauma, en Placilla de Peñuelas. La iniciativa tiene una inversión que supera los $443 millones y beneficiará directamente a más de 13 mil hogares de la zona.

“Estas obras, que hemos ejecutado durante los últimos meses, nos permiten reforzar la capacidad y robustez del sistema de distribución de agua potable en este sector, junto con modernizar nuestra infraestructura. Renovamos la impulsión de agua potable que se conecta con el estanque Curauma 1500, lo que aportará mejor calidad de servicio y brindará seguridad hídrica a miles de familias”, dijo el subgerente zonal de Esval, Alejandro Pérez.

La iniciativa consideró la reposición y conexión de más de 900 metros de redes de acero, además de la construcción de cámaras de válvulas y otras obras complementarias.

Corte programado

Para la puesta en operación de la nueva infraestructura, el próximo miércoles 17 de agosto se realizará un corte programado en el suministro de agua potable, a partir de las 15:00 horas, que se extenderá hasta las 5 de la mañana del jueves 18. La suspensión del servicio abarcará a la totalidad del sector de Curauma.

Esval dispondrá de la instalación de 26 estanques de suministro alternativo, además del recorrido de 4 camiones aljibe. Los equipos de la sanitaria ya iniciaron el reparto de volantes informativos y todos los detalles del corte, junto con los puntos donde se ubicarán los estanques, están disponibles en el sitio tupuntodeagua.esval.cl

Deja un comentario

Deja un comentario Cancelar respuesta