Durante la pandemia, uno de los efectos negativos que se dejó ver a nivel mundial fue la gran pérdida productiva a raíz de la suspensión del turismo, a lo que rápidamente se sumó la provincia de San Antonio y su puerto como destino, donde a diario recalan y zarpan naves transfiriendo todo tipo de carga, pero también más de 25 cruceros promedio por temporada. 

Una parte no menor del comercio sanantonino se prepara todos los años para la visita de cruceristas que además de ganancias económicas, les permite mostrar las bondades del complejo que más carga transfiere en Chile, agregando que es una zona con tradicionales viñas, cuna de destacados escritores y que mantiene un profundo sentido de pertenencia. 

Como Corporación de Puertos del Cono Sur, considerando el cambio de recalada con la Seven Seas Mariner en el marco del paro en el terminal DP World, creemos que una ausencia de cruceros en el puerto de San Antonio -en calidad de homeport- y sumado a una esperanzadora reactivación tras el complejo escenario que dejó la pandemia, sería repetir los peores momentos para una industria clave en el desarrollo de la comuna, por lo que es fundamental poder retomar la normalidad de dichas operaciones. 

Cabe mencionar que la recepción de estas naves turísticas se logra gracias a la cuidada coordinación entre los organismos públicos y privados, y sólo en la temporada 2019-2020, entre pasajeros desembarcados y embarcados, fueron más de 50 mil turistas que recorrieron la provincia, generando una notable atmósfera reconfortante con el pasar de los días. 

Firma:

Fernando Gajardo Vásquez

Vicepresidente

Corporación de Puertos del Cono Sur

Deja un comentario

Deja un comentario Cancelar respuesta